Buscar






Contacto: iusanandres@gmail.com / Tfno: 649260858

Concejalas: Laura Fernández (portavoz), Eloina Terrón, Felipe Menguez y Ana Salas

Gobernar sin corrupción

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

El modelo de “democracia participativa” se completará con actuaciones que permitan y faciliten una mayor información y una participación constante de la ciudadanía, así como una mayor transparencia y austeridad de la gestión municipal, destinando los recursos a los servicios públicos esenciales para todos y todas y no a gastos suntuarios, protocolarios o de sueldos de la corporación municipal. Porque otro tipo de gobierno es posible.

INFORMACIÓN

  Información de la gestión municipal en Asambleas periódicas en los pueblos y barrios.
 Creación de un Servicio informatizado de información a la ciudadanía que abarque todos los temas municipales
 Potenciación del software libre en toda la gestión municipal y entre los vecinos y vecinas del municipio, no sólo por el ahorro en costes sino porque es un proyecto colectivo y público de conocimiento libre y gratuito.
 Creación de Puntos de encuentro y comunicación Municipal en cada barrio accesibles a toda la ciudadanía.

PARTICIPACIÓN

Compromiso de realizar mensualmente un Pleno Municipal. La celebración de Plenos mensuales hará posible que muchos temas urgentes puedan ser tratados por el Pleno.
 Las preguntas y ruegos realizados por los vecinos al final del Pleno serán contestadas oralmente en el momento, o por escrito, en un plazo no superior a treinta días y figurarán en el Acta del pleno, como un Anexo a la misma.
 Otorgar mayor poder para el Pleno por delegación de atribuciones actuales del Alcalde en el Pleno.
 Utilizar la figura de la Consulta a los ciudadanos y ciudadanas, tanto por la vía extraordinaria de convocar consultas populares (referéndum) y que convertiríamos en vinculantes, como por la más cotidiana de utilizar las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC): encuestas electrónicas; comunicación directa a través de la página web municipal, que por su carácter aún limitado, tendrían valor de consulta.
 Participación de los vecinos y vecinas en los Presupuestos Municipales a través de los Presupuestos Participativos comprometiéndonos a que, al final de la legislatura, al menos el 60% de las inversiones municipales serán realizadas mediante la fórmula de los “Presupuestos Participativos”.

TRANSPARENCIA y AUSTERIDAD

Reducción de, al menos, un 25% de todos los sueldos de concejales y alcalde. (Lo que ganan los cargos públicos)
  Ejecución de una auditoría que permita fiscalizar la anterior gestión y conocer el estado actual de las cuentas.
 Información transparente del patrimonio de alcalde y concejales expuesta de forma pública: cuando empezaron a ejercer y actualmente.

 Reducción de, al menos, un 25% de los gastos de publicidad

 Eliminación de gastos suntuarios del Ayuntamiento y otros (vinos, etc.).

  Racionalización del gasto en las fiestas.

  Establecer criterios ecológicos y de austeridad en la política municipal de compras y contratación pública. El arco de posibilidades de actuación va más allá de utilizar papel reciclado: desde comprar bolígrafos de tinta recargable, hasta edificios escolares energéticamente más eficientes, pasando por la utilización de mobiliario de oficina con madera certificada, la compra de equipos informáticos de bajo consumo energético, una iluminación urbana ahorradora de energía y que evite la contaminación lumínica, flotas de vehículos eléctricos o propulsados por hidrógeno, alimentos biológicos en los comedores y bares de los edificios públicos, electricidad proveniente de fuentes de energía renovable, etc.

LO PÚBLICO ES DE TODOS, LO PRIVADO DE UNOS POCOS

  Invertir en lo público. En los últimos tres años han subido los impuestos municipales, pero simultáneamente han ido disminuyendo las inversiones en el municipio.

2005 2006 2007
Impuestos 8.357.000 9.058.000 10.450.000
Inversiones 6.095.250 5.361.020 3.946.889

Fuente: Presupuestos Municipales de San Andrés del Rabanedo

 

  El IBI será el pilar fundamental de los impuestos localesy en él, se introducirán medidas correctoras a favor de las familias con rentas menores.

Apostamos incondicionalmente por lo público: Educación, salud, centros de día y residencias para mayores, instalaciones deportivas, cultura… Privatizar un servicio público supone introducir un “coste añadido”. No olvidemos que lo público es de todos y lo privado sólo es de unos pocos.

Remunicipalización de los servicios públicos privatizados: Titularidad pública de los bienes y servicios esenciales. Municipalización y potenciación de los servicios que presta el Ayuntamiento (gestión de piscinas públicas, recogida de basuras, limpieza del saneamiento, mantenimiento de jardines públicos, transporte, servicio de aguas, jardinería, alumbrado público, gestión de impuestos, limpieza de calles, etc.) que actualmente se encuentran en manos del sector privado.
 Potenciación de iniciativas sociales de producción y gestión de servicios de interés público (asociaciones ciudadanas, ONG`S, cooperativas, etc.)