IZQUIERDA UNIDA SOLICITA DESTITUIR A LOS CARGOS PÚBLICOS INVESTIGADOS EN PROCESOS DE CORRUPCIÓN DE AQUELLAS MANCOMUNIDADES EN LAS CUALES REPRESENTEN AL AYUNTAMIENTO DE SAN ANDRÉS DEL RABANEDO.

 

  • IU presentará en el próximo Pleno ordinario de este mes de julio una moción para que los cargos públicos actualmente investigados en el proceso de la operación “enredadera” sean destituidos como representantes de nuestro Ayuntamiento en las Mancomunidades a las que éste pertenece.
  • Desde IU consideramos que esta es una decisión necesaria para dar mayor tranquilidad y confianza a la población de San Andrés del Rabanedo, y para que la imagen de este municipio no se vea perjudicada por ningún proceso judicial en curso, respetando siempre la presunción de inocencia, pero exigiendo responsabilidades políticas por los hechos recientemente acaecidos.

 

La preocupación por la corrupción y el rechazo a los políticos se encuentra en niveles máximos. Según la encuesta del CIS del pasado mes de mayo, la corrupción era ya el segundo problema para la población, alcanzando un 39,6%, el segundo porcentaje más alto tras el paro.

Esta circunstancia se produce en un momento en el que el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo se ha visto envuelto en la denominada operación “Enredadera”, una intervención policial contra la corrupción que el pasado 3 de julio llevó al registro de las dependencias municipales y a la detención de cinco cargos públicos de este Ayuntamiento.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Badalona y la Fiscalía Anticorrupción, se extendió por ayuntamientos de distintas zonas de España, en un dispositivo en el que intervinieron más de 500 policías con el cometido de desmantelar esta red. Precisamente el Ayuntamiento de San Andrés fue uno de los consistorios donde más detenciones se realizaron.

A raíz de estos hechos, y siempre con el debido respeto a la presunción de inocencia a la que toda persona tiene derecho, IU ha pedido la dimisión de la Alcaldesa y la de los concejales investigados, por la pésima imagen que estos hechos han supuesto para nuestro consistorio, y la sombra de duda que arrojan sobre la gestión que se ha venido produciendo en el mismo, sombra que desgraciadamente no es nueva, pues la Alcaldesa ya había sido imputada en otro proceso judicial a raíz del contrato con la concesionaria del agua en la pasada legislatura socialista.

Las dimisiones no se han producido, ̶ aunque IU las seguirá exigiendo ̶ y dado que el acta de cada concejal o concejala es personal y de cada cual depende renunciar a ella o no, IU de San Andrés ha decidido presentar una moción para que el Pleno actúe allí donde sí tiene competencias: la elección de los representantes del Ayuntamiento en las distintas mancomunidades.

Por lo tanto, IU solicitará con esta moción que los representantes que actualmente están siendo investigados en nuestro consistorio, sean destituidos en los organismos de Serfunle, Saleal y Gersul (mancomunidades de servicios funerarios, y de tratamiento de aguas y de residuos respectivamente). Precisamente estas mancomunidades son unos organismos con una gestión no demasiado transparente en nuestra provincia, y no se pueden añadir ahora dudas o recelos acerca de las personas que allí ejercen de representantes de los distintos Ayuntamientos. Consideramos que esta es una decisión necesaria para dar mayor tranquilidad y confianza a la población de San Andrés del Rabanedo, y para que la imagen de este municipio no se vea perjudicada por ningún proceso judicial en curso, respetando siempre y en todo caso la presunción de inocencia a la que tienen derecho todas las personas investigadas, pero para IU una cosa son las responsabilidades judiciales (que las determinará un juez) y otra cosa son las responsabilidades políticas, que pueden y deben exigirse a todo cargo público en el desempeño de sus funciones.

Todo el mundo conoce la gravedad económica que atraviesa el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo y los grandes sacrificios que se están pidiendo a su población para pagar la deuda acumulada, debida a la pésima gestión que a lo largo de los años han realizado los distintos gobiernos de este municipio. Lo mínimo que se merecen sus vecinos y vecinas es tener la seguridad de que están siendo gobernados de la forma más transparente y ética posible, tanto en nuestro Ayuntamiento como en aquellas mancomunidades a las que este pertenece.