Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo se abstiene en la votación de los presupuestos del 2018 para el ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo.

 

  • Para Izquierda Unida estos presupuestos no son los mejores para nuestro municipio.
  • Izquierda Unida se ha abstenido para permitir la participación de la ciudadanía, sindicatos, asociaciones, etc. que puedan aportar sus propuestas para realizar un presupuesto social que responda a las necesidades de la población.
  • Abogamos por hacer unos presupuestos pensando en la ciudadanía y en el municipio, y no tanto en el beneficio de la banca.

 

El presupuesto que se trajo hoy para su aprobación es el resultado de la mala gestión que durante años se ha llevado a cabo en este ayuntamiento y de las consecuencias de la firma del plan de ajuste y acogimiento a los diversos fondos ICO.

Para Izquierda Unida, y la portavoz Laura Fernández,  “estos presupuestos no son los que habría llevado Izquierda Unida si hubiera estado gobernando porque es el al que se ha llegado después de años de mala gestión de los diferentes grupos que han gobernado este ayuntamiento”.

Estos presupuestos, para IU de San Andrés, además de ser reflejo de la mala gestión lo son del plan de ajuste que exige reducir drásticamente el gasto tanto en personal como en gastos corrientes, y que todo se invierta en pagar la deuda. Una deuda que solo hace que los ciudadanos paguemos con nuestros impuestos las deudas y prestamos, impidiendo de esta forma invertir en mejorar el ayuntamiento y dar mejores servicios a la ciudadanía.

Para IU, el “millón de euros” que se propone para inversiones, es una cuantía que no puede hacer frente a las necesidades más urgentes, solo el arreglo de las calles supondría más que este dinero. Las cuantías presupuestadas para inversiones en los centros públicos de este ayuntamiento son ridículas. Un ejemplo “en total nuestros centros de salud se llevarán 16.000€, el 0,08%, de ellos 500 euros para reparar, mantener y conservar los consultorios, más vale que no tengan una gotera, o que no se estropee un grifo”, comento Laura Fernández al respecto del tema de los consultorios médicos.

Izquierda Unida pide al equipo de gobierno que todas las plazas vacantes por jubilaciones o excedencias sean cubiertas, ya que uno de los principales problemas que padecemos es el desempleo.

Para IU, son presupuestos no sociales y no crean empleo, no son los que el municipio necesita pues no van a cubrir las necesidades que tiene.

Izquierda Unida se ha abstenido para permitir la participación de la ciudadanía, sindicatos, asociaciones, etc. que puedan aportar sus propuestas para realizar un presupuesto social que responda a las necesidades de la población.