Izquierda Unida presentó en el pleno de Marzo, con la aprobación de la mayoría de la cámara presente en ese pleno, una moción sobre la modificación de la regla de gasto.

 

  • Izquierda Unida presenta una moción en el municipio sobre la modificación de la regla de gasto, resumen de la presentada por Unidos Podemos y transaccionada con el PSOE a finales de Noviembre.
  • Actualmente está en fase de enmiendas pero siendo bloqueada por el PP y el PSOE desde hace 8 semanas y el intento del PP de bloquearla aunque no pudo por 4 minutos.

 

Izquierda Unida presentó una moción en el pleno de Marzo sobre la modificación de la regla de gasto, para unirse a la voz del congreso y de todos los municipios que la están presentando para que quede constancia de lo importante que es esta modificación de la regla de gasto para los municipios.

Laura Fernández, en el pleno, defendió esta moción, alegando que “No nos parece justificado que Ayuntamientos con superávit o equilibrio presupuestario sea una amenaza para la solvencia de las Administraciones públicas, aunque si lo parece para la estrategia política del PP”. Desde Izquierda Unida pensamos que el ataque a los ayuntamientos del cambio que están creando superávit en sus municipios solo es una estrategia del PP para invisibilizar que hay otras formas de gobernar, y de gobernar para la ciudadanía, que no sean las que ha habido con el bipartidismo durante 40 años.

En la intervención de la concejala Laura Fernández, afeó que el PP obligue a reservar los “21200 millones de euros de dinero público que podrían estar sirviendo para atender necesidades económicas, sociales o medioambientales”.

Es una medida injusta que solo beneficia a la banca y al gobierno de Rajoy, puesto que utilizan el superávit de las corporaciones locales para blanquear los números rojos de la Administración central y de la Seguridad Social, como comenta la portavoz, que además suma “que es un despropósito y no debe seguir adelante con estas políticas, ya que Montoro solo secuestra el dinero de los ayuntamientos con superávit para evitar el castigo de Bruselas”.