Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo ha trasladado al pleno celebrado el día 22 de febrero para su debate y aprobación una moción solicitando la dimisión del consejero de sanidad.

 

  • Izquierda Unida de San Andrés presentó una moción solicitando la dimisión al consejero de sanidad de la comunidad, que ha sido aprobada por el pleno de febrero.
  • De esta forma Izquierda Unida se une al movimiento en toda la comunidad de Castilla y León contra el actual consejero de Sanidad y su nefasta política sanitaria que está dejando al sistema público bajo mínimos para favorecer intereses privados, que siguen creciendo.

 

Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo presentó en el pleno de febrero una moción al igual que en los ayuntamientos donde tenemos representación, para presionar y que dimita el Consejero de Sanidad actual de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado. El cual ya ha sido reprobado por las Cortes de la Comunidad teniendo en cuenta la cantidad de escándalos que tiene a sus espaldas por la nefasta gestión de la sanidad en la comunidad, aunque aún está ejerciendo su cargo.

Para Izquierda Unida de San Andrés acciones como la última que se vivió tras  la manifestación de enero en defensa de la sanidad pública.

Después se envío una carta de ‘autoapoyo’, supuestamente firmada por los jefes de servicio de varios hospitales defendiendo su gestión, en la que aparecía su autoría en los metadatos del documento de Word, nos parece ya el ultimo insulto a toda la ciudadanía leonesa. Y en concreto a todos los vecinos y vecinas de nuestro municipio, que ha sufrido años de olvido en temas principales como el Centro de Salud de Pinilla.

Para la portavoz de IU San Andrés, Laura Fernández, “es necesaria esta moción ya que solo con la presión y la solidaridad de todos los municipios se puede conseguir la dimisión del consejero actual de Sanidad y se empiece a cambiar la gestión de la sanidad en esta comunidad”.

Uno de los puntos que se acordó es “acabar con los recortes recuperando el equivalente al presupuesto sanitario de 2010 con un mayor peso en el gasto de la Atención Primaria, especialmente de los servicios en el medio rural”, según declaro Laura Fernández.

También se aprobó que la nueva política sanitaria recupere el empleo perdido en el sistema sanitario público y fidelizar a sus profesionales acabando con la precarización laboral, eliminando los contratos basura y las interinidades indefinidas.

Para la portavoz de IU, “Debemos utilizar más intensivamente los recursos que tiene la sanidad pública mediante la contratación del personal necesario para reducir las listas de espera quirúrgicas y diagnósticas eliminando los conciertos con la sanidad privada.

También se acordó “abandonar el proceso de implantación de las Unidades de Gestión Clínica por ser un camino hacia la privatización del sistema sanitario público con una perspectiva economicista y productivista, abandonar los servicios externalizados asumiendo su gestión de manera directa”, entre otros puntos.

La portavoz de IU también hizo especial hincapié en que “los nombramiento de los Jefes de Servicio y de Unidad vuelvan a realizarse por concurso en lugar de por libre designación para que sean independientes”.

Por todo ello desde Izquierda Unida de San Andrés se presentó a este pleno y se aprobó la moción para poner nuestro granito de arena y terminar ya con los desbarajustes y demás políticas del “capitalismo de amigos” que se ha implantado en la Sanidad de la JCyL.